miércoles, 27 de noviembre de 2013

Trastornos de la médula espinal


 
La médula espinal, la principal vía de comunicación entre el cerebro y el resto del organismo, es una estructura cilíndrica de nervios que se extiende desde la base del cerebro en dirección descendente para terminar en las primeras vértebras lumbares. La médula está protegida por las vértebras de la columna vertebral. Los tractos ascendentes y descendentes de las fibras nerviosas de la médula espinal pasan a través de las aberturas entre cada vértebra.

La médula espinal está muy organizada; los nervios están ordenados en fascículos y no al azar. La parte anterior de la médula espinal contiene los nervios motores, que transmiten información a los músculos y estimulan el movimiento. La parte posterior y lateral de la médula espinal contiene los nervios sensitivos, que llevan la información sensorial al cerebro acerca del tacto, la posición, el dolor, el calor y el frío.
La médula espinal puede resultar lesionada de muchas maneras, produciendo diversos patrones de síntomas; estos patrones permiten que el médico pueda determinar la localización (nivel) del daño espinal. Las lesiones de la médula espinal pueden ser consecuencia de una sección de la misma ocurrida durante un accidente, una compresión o una infección. Puede sufrir daños cuando se interrumpe el flujo sanguíneo o por enfermedades que alteran la función nerviosa (como quistes de médula espinal, espondilosis cervical o esclerosis múltiple).
Lesiones debidas a accidentes

Cuando la médula espinal resulta afectada por un accidente, la pérdida de la función neurológica puede ser parcial o total y producirse en cualquier parte del organismo en el nivel por debajo de la lesión. Por ejemplo, un trauma medular grave en medio de la espalda puede paralizar las piernas, pero se preservará el funcionamiento normal de los brazos. Además, puede experimentarse dolor en el nivel de la lesión o por encima de ésta, especialmente cuando se han afectado las vértebras.
Pueden permanecer intactos algunos movimientos reflejos que no estén controlados por el cerebro o incluso puede producirse un aumento de los reflejos por debajo del nivel de la lesión. Por ejemplo, se mantiene, e incluso puede exagerarse, el reflejo rotuliano (la parte inferior de la pierna se flexiona cuando el tendón situado debajo de la rótula se golpea suavemente con un martillo de goma). La exageración de los reflejos produce espasmos en las piernas. 

Los reflejos que se preservan son los responsables de que se desarrolle una rigidez muscular que conduce a un tipo de parálisis espástica. Los músculos espásticos se notan rígidos y duros, con sensación de pinchazos esporádicos y sacudidas espasmódicas en las piernas.
La recuperación del movimiento o de la sensibilidad durante la semana siguiente al traumatismo suele anunciar una recuperación favorable, pero cualquier disfunción que persista después de 6 meses es probable que sea permanente. Una vez que se han destruido los nervios espinales, la disfunción será permanente.
Tratamiento

El primer objetivo es prevenir daños adicionales. El personal de urgencias tiene sumo cuidado al mover cualquier accidentado en el que se sospeche la existencia de una lesión medular. Se debe mover a la persona en bloque y transportarla sobre una tabla plana, utilizando almohadillas para estabilizar su posición. Cuando existe una lesión medular, cualquier presión, por leve que sea, que condiciona una alineación inadecuada de la columna, puede aumentar la posibilidad de una parálisis permanente.

Los médicos suelen administrar de inmediato corticosteroides como la prednisona para prevenir la hinchazón alrededor de la lesión. Los relajantes musculares y los analgésicos pueden ser eficaces para reducir los espasmos. En caso de una fractura de la columna vertebral u otro tipo de lesión, un cirujano puede implantar piezas metálicas para estabilizar la zona ósea dañada y evitar que se produzcan daños adicionales. El neurocirujano extrae cualquier acumulación de sangre en la médula espinal.

El cuidado por parte del personal de enfermería mientras se restablece la médula espinal es de suma importancia a fin de prevenir las complicaciones que puedan aparecer a causa de la debilidad o la parálisis. Las personas con lesiones de la médula espinal son especialmente proclives a presentar úlceras causadas por la prolongada permanencia en cama. Existen camas especiales que reducen la presión sobre la piel y, cuando es necesario, pueden utilizarse otras camas mecanizadas que cambian la presión de arriba abajo y de lado a lado, ya que disponen de un mecanismo que permite modificar su inclinación (aparato de Stryker).

La asistencia emocional de un individuo con una lesión de la médula espinal está dirigida a combatir la despersonalización que puede producirse después de la pérdida extensa de funciones corporales. La persona afectada desea conocer exactamente lo que ha sucedido y qué puede esperar de forma inmediata y en un futuro. La fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ser útiles para preservar la función muscular y enseñar técnicas especiales para compensar la pérdida funcional. 
En general, las personas se sienten mejor si se les muestra comprensión por las emociones que experimentan, si se ven al cuidado de personal de enfermería experto y si se les ofrece consejo psicológico. Los familiares y amigos íntimos también pueden necesitar que se les aconseje.

Cuál es el área lesionada de la columna vertebral
La columna vertebral está dividida en 4 áreas: cervical (cuello), torácica (pecho), lumbar (parte baja de la espalda) y sacro (coxis). Cada área se designa con una letra (C, T, L o S). Las vértebras dentro de cada área de la columna se numeran empezando por arriba. Por ejemplo, la primera vértebra dentro de la columna cervical se designa C1, la segunda dentro de la columna cervical C2, la segunda dentro de la columna torácica T2, la cuarta dentro de la columna lumbar L4, y así sucesivamente.
Los nervios salen de la columna vertebral y se dirigen hacia áreas específicas del cuerpo. Al detectar dónde la persona experimenta debilidad, parálisis o pérdida de función (y por ende, lesión nerviosa) el médico puede buscar y encontrar el lugar exacto de la lesión de la columna.


Compresión de la médula espinal

Normalmente la médula espinal está protegida por la columna vertebral, pero ciertas enfermedades pueden comprimirla y alterar su función normal. La compresión medular puede ser de origen traumático (por rotura de una vértebra u otro hueso de la columna, o por rotura de uno o más de los discos cartilaginosos intervertebrales), infeccioso (absceso medular) o tumoral vertebral (un tumor en la médula espinal o en la columna). La causa de la compresión medular repentina se debe generalmente a un traumatismo o a una hemorragia, pero también puede ser consecuencia de una infección o de un tumor. También puede producirse una compresión a causa de un vaso sanguíneo anormal (malformación arteriovenosa).
Si la compresión es muy intensa, pueden quedar completamente bloqueadas las señales de los tractos nerviosos ascendentes y descendentes. Si la compresión es menos grave, puede producir la disfunción de sólo algunas de estas señales. La función neurológica puede restablecerse por completo si la lesión se detecta pronto y se trata antes de que los nervios se destruyan.
Síntomas

El área medular lesionada determinará las funciones sensitivas y motoras afectadas. Lo más probable es que por debajo del nivel de la lesión se desarrolle debilidad o parálisis, y una disminución o una pérdida completa de la sensibilidad.
Un tumor o una infección dentro de la médula espinal o alrededor de la misma ejercerá una presión creciente en ella, produciendo dolor y sensibilidad en el lugar de la compresión, así como debilidad y cambios sensitivos A medida que la compresión empeora, el dolor y la debilidad evolucionan hacia la parálisis y la pérdida de sensibilidad, todo ello en el transcurso de días o semanas. Sin embargo, si se interrumpe el flujo sanguíneo a la médula puede producirse parálisis y pérdida de sensibilidad en cuestión de minutos. La compresión medular que se produce más lentamente a menudo se debe a anomalías en los huesos a causa de una artrosis o de tumores de muy lento crecimiento; la persona afectada puede que no tenga dolor, y a lo largo de los meses aparecen trastornos sensitivos (por ejemplo, hormigueo) y debilidad progresiva.
Diagnóstico

Gracias a la organización específica de los nervios de la médula espinal, los médicos pueden determinar cuál es la zona afectada mediante la evaluación de los síntomas y la exploración física. Por ejemplo, una afectación medular hacia la mitad del tórax puede producir debilidad motora y entumecimientos en una pierna pero no en el brazo y, además, puede afectar a la función de la vejiga urinaria y de los intestinos. La persona puede tener una sensación de malestar en forma de cinturón a la altura de la lesión medular.
Imagen de compresión de la médula espinal por un tumor


La tomografía computadorizada (TC) o la resonancia magnética (RM) suelen poner de manifiesto la localización de la compresión e incluso pueden indicar su causa. También se puede realizar una mielografía para determinar, mediante la inyección de un material de contraste y posterior estudio radiológico, dónde se encuentra la parte comprimida, puesto que el contraste se ve comprimido o pellizcado. Esta prueba es algo más compleja que la TC o la RM y también más incómoda, pero es la de mayor precisión cuando todavía existen dudas después de los resultados de estas exploraciones.
La TC y la RM pueden poner de manifiesto cualquier fractura, colapso o dislocación de una vértebra, una rotura del disco intervertebral, un crecimiento óseo, una hemorragia, un absceso o un tumor. En ocasiones, es necesario realizar más pruebas. Por ejemplo, si se detecta un crecimiento óseo anormal, será necesaria una biopsia para determinar si se trata de un cáncer.
Tratamiento

El tratamiento de la compresión medular depende de su causa, pero siempre que sea posible debe descomprimirse la médula de inmediato, porque de lo contrario puede sufrir un daño permanente. A menudo debe efectuarse una descompresión quirúrgica, aunque la radioterapia puede también ser eficaz para tratar la compresión causada por tumores. Con frecuencia se administran corticosteroides como la dexametasona para ayudar a reducir la hinchazón de dentro o de alrededor de la médula que pueda contribuir a la compresión.
La compresión medular causada por una infección se trata inmediatamente con antibióticos. El médico, habitualmente un neurocirujano, procede a vaciar (drenar) la parte infectada llena de pus (absceso) con una jeringa.
         
Dermatomas
Los dermatomas son áreas de la piel inervadas por fibras provenientes de una sola raíz nerviosa. Hay 8 raíces nerviosas para las 7 vértebras cervicales; por otro lado, cada una de las 12 vértebras torácicas, de las 5 lumbares y de las 5 sacras tienen una sola raíz nerviosa espinal que inervan áreas específicas de la piel. La ilustración muestra cómo los nervios inervan diferentes áreas. Por ejemplo, un nervio procedente de la quinta vértebra lumbar (L5) inerva una franja de piel de la parte baja de la espalda, el exterior del muslo, el interior de la pierna y el talón.

Espondilosis cervical

La espondilosis cervical es una enfermedad que afecta a los adultos de mediana y avanzada edad que presentan una degeneración de las vértebras y de los discos intervertebrales del cuello.
Síntomas

La espondilosis cervical produce un estrechamiento del canal espinal del cuello (el canal que contiene la médula espinal) y comprime la médula espinal o las raíces nerviosas espinales, ocasionando su disfunción. Los síntomas pueden ser consecuencia tanto de una compresión medular como del daño en las raíces nerviosas. El primer síntoma de la compresión de la médula espinal suele ser un cambio en la marcha. Los movimientos de las piernas pueden llegar a ser sacudidas (espásticos) y la deambulación se vuelve inestable. Puede doler el cuello, especialmente si las raíces nerviosas están afectadas. Antes o después de los síntomas de compresión medular puede desarrollarse debilidad y atrofia muscular (adelgazamiento de los músculos) en uno o ambos brazos.
Diagnóstico y tratamiento

Cuando el médico sospecha una espondilosis cervical, la resonancia magnética (RM) es útil para mostrar dónde se produce el estrechamiento del canal espinal, el grado de compresión y la distribución de las raíces nerviosas afectadas.
La disfunción de la médula espinal producida por la espondilosis cervical puede mejorar o estabilizarse sin tratamiento, pero también puede empeorar. Inicialmente el médico podrá abordar el tratamiento con un collarín blando, tracción cervical, antiinflamatorios, analgesia y relajantes musculares. La cirugía estará indicada para evitar que los síntomas evolucionen cuando el trastorno se agudice o en caso de que la RM muestre una compresión grave. Como norma, la cirugía no mejora las alteraciones irreversibles porque ya están permanentemente afectados algunos de los nervios espinales.
Quistes de la médula espinal y del cerebro

Un quiste (siringe) es un saco lleno de líquido en el interior del cerebro (siringobulbia) o de la médula espinal (siringomielia).
Los quistes de la médula espinal y del cerebro son raros. Aproximadamente el 50 por ciento de las lesiones son congénitas pero, por razones desconocidas, no crecen hasta la adolescencia o los primeros años de la edad adulta. Los niños con quistes de nacimiento a menudo manifiestan también otras anomalías. En las etapas más tardías de la vida, los quistes suelen ser secundarios a tumores o a traumatismos.
Síntomas

Los quistes que crecen dentro de la médula espinal originan un efecto de presión sobre la misma. Con frecuencia se inician en el área cervical, pero pueden producirse prácticamente en cualquier punto de la médula espinal y a menudo crecen hasta implicar un largo segmento de ésta. Habitualmente los nervios más afectados son los que detectan el dolor y la temperatura. Las quemaduras y los cortes en los dedos son frecuentes en las personas con este tipo de afectación nerviosa porque puede que no sientan el dolor ni el calor. A medida que los quistes se hacen más grandes, pueden provocar espasmos y debilidad que suele empezar por las piernas. Finalmente, los músculos que dependen de los nervios afectados pueden empezar a adelgazar hasta atrofiarse.
Diagnóstico y tratamiento

El médico puede sospechar un quiste medular cuando un niño o un adolescente manifiestan los síntomas descritos anteriormente. La imagen observada en la resonancia magnética (RM) puede poner de manifiesto el quiste (o la existencia de un tumor). Si no se dispone de la RM, el médico podrá establecer el diagnóstico a partir de una mielografía, seguido de una tomografía computadorizada (TC).
Para prevenir un deterioro mayor, un neurocirujano puede hacer un drenaje quirúrgico de los quistes, aunque la cirugía no siempre soluciona el problema. Si el deterioro neurológico es grave, puede que no se resuelva, a pesar del éxito de la cirugía.
Mielitis transversa aguda

En la mielitis transversa aguda la conducción de los impulsos nerviosos ascendentes y descendentes resulta totalmente bloqueada en uno o más segmentos.
La causa de la mielitis transversa aguda se desconoce, pero alrededor del 30 al 40 por ciento de los casos aparecen tras enfermedades víricas inespecíficas. Este síndrome puede manifestarse en personas con esclerosis múltiple o ciertas infecciones bacterianas y en adictas a drogas por vía intravenosa, como la heroína o las anfetaminas. Las investigaciones sugieren que la mielitis transversa aguda es una reacción alérgica frente a estas situaciones.
Síntomas

La mielitis transversa aguda habitualmente se inicia con dolor súbito, localizado en la espalda, seguido de adormecimiento y debilidad motora que ascienden desde los pies. Estos trastornos pueden avanzar a lo largo de varios días y, si son graves, pueden acabar en una parálisis sensitivomotora y pérdida del control intestinal y de la vejiga urinaria. Según que la obstrucción se localice en la parte alta o en la parte baja de la médula espinal, los efectos serán más o menos graves.
Diagnóstico y tratamiento

Estos síntomas neurológicos tan graves sugieren al médico un amplio abanico de posibles enfermedades. Para ir descartando posibilidades, el médico puede realizar varias pruebas, como una punción lumbar (extracción de líquido cefalorraquídeo para su examen), una tomografía computadorizada (TC), una resonancia magnética (RM) o bien una mielografía, al igual que determinados análisis de sangre.
Ningún tratamiento ha resultado ser eficaz, pero los corticosteroides a dosis altas (como la prednisona) pueden controlar lo que se supone se trata de una reacción alérgica. En general las personas con mielitis transversa aguda se recuperan por lo menos parcialmente, aunque en muchas persisten la debilidad motora y el entumecimiento.
Interrupción de la circulación sanguínea

Al igual que todos los tejidos vivos, la médula espinal requiere un aporte constante de sangre oxigenada. La irrigación de la médula espinal es muy rica, por lo que es muy raro que la circulación sanguínea llegue a ser insuficiente. Sin embargo, un tumor, una rotura de un disco intervertebral (hernia) u otras causas pueden, en casos excepcionales, comprimir los vasos arteriales o venosos y obstruir la circulación sanguínea. En contadas ocasiones, la aterosclerosis o un coágulo pueden causar una oclusión de los vasos sanguíneos. La parte superior del tórax es el área más vulnerable a la falta de irrigación sanguínea.
Síntomas

La oclusión de los vasos que irrigan la cara anterior de la médula espinal habitualmente ocasiona un dolor súbito en la espalda. El dolor está seguido de debilidad y de una pérdida de la sensibilidad (a la temperatura o al dolor) por debajo del nivel de la oclusión del vaso sanguíneo. Los síntomas son más intensos durante los primeros días y la recuperación puede resolverse parcialmente con el paso del tiempo. Si no resulta afectada la circulación del tracto posterior de la médula, es probable que estén preservadas las facultades controladas por esa parte, como la sensibilidad al tacto y a las vibraciones y el sentido de la posición (apreciación de la localización de las piernas y de los pies sin necesidad de mirar).
Diagnóstico y tratamiento

Para distinguir las posibles causas, el médico lleva a cabo una resonancia magnética o una mielografía. Junto con la mielografía, o en el caso de que la RM sea normal, el médico practicará una punción lumbar para comprobar la presión del líquido cefalorraquídeo y para detectar anormalidades en los valores de proteínas y de otras sustancias. El restablecimiento de la irrigación no será posible a menos que la compresión de los vasos sea consecuencia de una hernia discal y que ésta pueda repararse quirúrgicamente. Es probable que se consiga una recuperación parcial si la circulación se restablece rápidamente, pero, en cambio, la recuperación total es muy rara.
Hematoma espinal

Un hematoma espinal es consecuencia de una hemorragia alrededor de la médula espinal que la comprime.
Un hematoma puede ser consecuencia de una lesión en la espalda, de un vaso sanguíneo anormal (malformación arteriovenosa) o de la toma de anticoagulantes por tener tendencia a sangrar.
Síntomas

El hematoma suele causar dolor de aparición súbita seguido de debilidad y pérdida sensitiva por debajo del área medular afectada. Estos trastornos pueden evolucionar hacia una parálisis total en minutos u horas, aunque en algunas personas pueden desaparecer espontáneamente. En ocasiones, la sangre asciende hacia el cerebro, lo que produce alteraciones aún más graves; cuando ello sucede, es posible que se produzca el coma e incluso la muerte si el hematoma alcanza la parte superior de la médula espinal e interfiere con la función respiratoria.
Diagnóstico y tratamiento

El médico puede establecer un diagnóstico aproximado (de presunción) en función de los síntomas y generalmente lo confirma con una resonancia magnética (RM), aunque a veces utiliza una tomografía computadorizada (TC) o la mielografía. La extracción inmediata de la sangre acumulada puede evitar una lesión permanente de la médula espinal. La malformación arteriovenosa puede a veces corregirse con el empleo de técnicas microquirúrgicas. En las personas que toman anticoagulantes o que tienen tendencia a las hemorragias, se administran fármacos para suprimir o reducir dicha tendencia.
Trastornos de las raíces nerviosas

Las raíces nerviosas se originan en la médula espinal y son las estructuras que reciben y emiten los impulsos de casi todo el cuerpo. Estas raíces nerviosas salen de la médula espinal a través de los orificios intervertebrales y cada una de ellas lleva la información o la sensibilidad a un área en particular del organismo. Las raíces nerviosas están organizadas en pares: los nervios motores, que salen de la cara anterior de la médula espinal y estimulan los músculos, y los nervios sensitivos, que salen de la cara posterior de la médula espinal y llevan la información de las sensibilidades al cerebro.
Causas

Una de las causas más frecuentes de lesiones de las raíces nerviosas es una hernia del disco intervertebral. Las raíces nerviosas pueden sufrir lesiones como consecuencia del aplastamiento (colapso) de una vértebra que suele producirse cuando los huesos se debilitan debido al cáncer, a la osteoporosis o a una lesión grave. Otra de las causas frecuentes es la artrosis (afección articular de naturaleza degenerativa), un trastorno que produce crecimientos irregulares del hueso (espolones u osteofitos) que comprimen las raíces nerviosas. Como consecuencia de ello, las personas de edad avanzada pueden presentar un estrechamiento del canal vertebral que reduce el espacio disponible para la médula espinal (estenosis vertebral). Aunque con menor frecuencia, los tumores medulares o ciertas infecciones (como la meningitis o el herpes zoster) también pueden afectar a las raíces nerviosas.
Síntomas

Una lesión de una vértebra o de los discos intervertebrales suele presionar las raíces nerviosas. La presión ocasiona dolor, que generalmente empeora cuando la persona mueve la espalda, y puede aumentar con algunas maniobras como la tos, los estornudos o el esfuerzo (por ejemplo, al defecar). Si están comprimidas las raíces lumbares (parte baja de la espalda), el dolor puede producirse sólo en la zona lumbar o bien puede desplazarse a través del nervio ciático a las nalgas, al muslo, la pantorrilla y los pies. Este dolor se conoce como ciática.
Si la presión es grave, los nervios no pueden transmitir ni recibir señales a o de los músculos inervados, y con el tiempo se producirá debilidad y trastornos sensitivos. A veces se altera la capacidad de orinar y el control de las deposiciones. Cuando las raíces del cuello están afectadas, el dolor puede llegar hasta el hombro, el brazo, la mano o la nuca.
Diagnóstico

Debe pensarse en la posibilidad de una lesión de las raíces cuando la persona experimenta dolor, pérdida de sensibilidad o debilidad en un segmento específico del cuerpo inervado por una sola raíz nerviosa. El médico puede deducir cuál es la raíz afectada según el nivel de dolor o de insensibilidad. Durante la exploración física el médico toma nota de cualquier dolorimiento que experimente el afectado en el área de la columna vertebral. Las radiografías pueden mostrar si las vértebras han sufrido adelgazamiento, lesiones o si están mal alineadas. La tomografía computadorizada (TC) o la resonancia magnética (RM) definen con más detalle qué es lo que ocurre dentro y alrededor de la médula espinal. Si no se dispone de RM, puede realizarse una mielografía para delimitar las anomalías. Pueden ser necesarias otras pruebas complementarias, especialmente las que miden la actividad eléctrica en los nervios y en los músculos.
Tratamiento

El tratamiento de los trastornos de las raíces nerviosas depende de la causa y gravedad de los mismos. Cuando se trata de un colapso de una vértebra como consecuencia de la osteoporosis se puede hacer bien poco, excepto sujetar la espalda con un corsé para limitar el movimiento. En cambio, cuando la causa se debe a una hernia del disco intervertebral se dispone de un tratamiento específico. Las infecciones se tratan inmediatamente con antibióticos y, en caso de abscesos, es habitual que se proceda al drenaje inmediato. Para los tumores medulares están indicadas la cirugía, la radioterapia o ambas.
Los analgésicos son útiles para controlar el dolor, cualquiera que sea la causa. También se utilizan los relajantes musculares, aunque no se haya demostrado su eficacia. Sus efectos secundarios pueden superar a los beneficios, especialmente en las personas de edad avanzada.
Hernia discal

Las vértebras están separadas por unos discos cartilaginosos y cada disco está formado por un anillo fibroso externo y una parte interna blanda (núcleo pulposo) que actúa como amortiguador durante el movimiento de las vértebras. Si un disco degenera (por ejemplo a raíz de un traumatismo o por el envejecimiento) su parte interna puede protruir o romperse y salir a través del anillo fibroso (hernia discal). La parte interna del disco puede comprimir o irritar la raíz nerviosa e incluso puede lesionarla.
Hernia discal
Cuando se rompe un disco en la columna vertebral, el material blando de su interior se escapa a través de un área débil de la capa exterior, que es dura. La rotura de un disco causa dolor y, a veces, lesiona los nervios.


Síntomas

La localización de la hernia discal determinará la zona en que la persona sentirá dolor, trastornos sensitivos o debilidad. La gravedad de la compresión o de la lesión de la raíz determina la intensidad del dolor o de los otros síntomas.
En general las hernias discales se producen en la zona baja de la espalda (columna lumbar) y suelen afectar tan sólo a una pierna. Tales hernias pueden producir no sólo dolor lumbar sino también a lo largo del nervio ciático, cuyo trayecto va de la columna a las nalgas, piernas y talón (dolor ciático). Las hernias discales en la zona lumbar suelen causar también debilidad en las piernas y por ello la persona puede experimentar mucha dificultad en levantar la parte anterior del pie (tienen el llamado pie caído). Una hernia discal de gran tamaño localizada en el centro de la columna suele afectar a los nervios que controlan la función intestinal y de la vejiga urinaria, alterando la capacidad de defecar u orinar. Estos trastornos ponen de manifiesto una situación que requiere una asistencia médica urgente.
El dolor de una hernia discal suele empeorar con el movimiento y puede exacerbarse con la tos, la risa, la micción o el esfuerzo de defecación. Puede aparecer entumecimiento y hormigueo en las piernas y pies y en los dedos de los pies. Los síntomas pueden iniciarse de modo súbito, desaparecer de forma espontánea y reaparecer a intervalos, o bien pueden ser constantes y de larga duración.
El cuello (columna cervical) es el segundo punto de mayor incidencia de las hernias discales. Los síntomas suelen afectar tan sólo a un brazo. Cuando se produce una hernia de un disco cervical, la persona suele experimentar dolores que a menudo se localizan en el omóplato y la axila o en la eminencia del trapecio y el extremo del hombro, irradiando por el brazo hacia uno o dos dedos. Los músculos del brazo pueden debilitarse; con menos frecuencia, se afecta al movimiento de los dedos.
Diagnóstico

Los síntomas ayudan al médico a establecer el diagnóstico. Durante la exploración física, el médico busca áreas de dolorimiento y de alteraciones de la sensibilidad en la columna, y analiza la coordinación, el tono muscular y los reflejos (por ejemplo, el rotuliano). Utilizando un procedimiento que consiste en hacer que el paciente levante la pierna manteniéndola estirada sin flexionar la rodilla, el médico determinará en qué posición empeora el dolor. También valorará el tono muscular del recto introduciendo un dedo en él. La debilidad de los músculos de alrededor del ano junto a retención o incontinencia urinarias constituyen síntomas particularmente graves que requieren un tratamiento urgente.
Las radiografías de la columna vertebral pueden mostrar la reducción del espacio del disco, pero la tomografía computadorizada (TC) y la resonancia magnética (RM) son las pruebas que mejor identifican el problema. La mielografía puede resultar eficaz, pero en general ha sido sustituida por la RM.
Tratamiento

Salvo que la pérdida de la función nerviosa sea progresiva y grave, la mayoría de personas con una hernia discal en la zona lumbar se recupera sin necesidad de cirugía. El dolor suele remitir cuando la persona afectada se encuentra relajada en su hogar; en algunos casos raros, deben guardar cama durante algunos días. En general deben evitarse las actividades que requieran un esfuerzo de la columna y que causen dolor (por ejemplo, levantar objetos pesados, agacharse o hacer esfuerzos). La tracción no tiene efectos beneficiosos para la mayoría de la gente. Para dormir es útil un colchón consistente sobre un soporte rígido.
Muchas personas encuentran alivio modificando ciertas costumbres para dormir (por ejemplo, utilizar una almohada bajo la cintura y otra bajo el hombro puede beneficiar a las personas que duermen de lado; para las que lo hacen de espaldas, puede ser útil una almohada bajo las rodillas).
La aspirina y otros antiinflamatorios no esteroideos suelen calmar el dolor y los analgésicos opiáceos se usan en caso de dolor muy intenso. Algunas personas confían en los relajantes musculares, aunque su eficacia no ha sido demostrada. Las personas de edad avanzada son especialmente propensas a los efectos secundarios de los relajantes musculares.
Para reducir la espasticidad muscular y el dolor y también para lograr la recuperación con mayor rapidez, a menudo se recomienda realizar ejercicios. La columna vertebral normal presenta una curvatura hacia delante en el cuello y otra en la parte baja de la espalda. El aplanamiento de estas curvaturas, o incluso su inversión arqueando la espalda, puede aumentar el espacio para los nervios espinales y aliviar la presión del disco herniado. Los ejercicios que suelen ayudar son los que consisten en mantener la espalda recta contra una pared o el suelo, extraer y flexionar las rodillas alternativamente o ambas a la vez hasta tocar el pecho y hacer abdominales y flexiones profundas. Estos ejercicios pueden practicarse en series de 10 entre 2 a 3 veces al día. Es probable que el médico disponga de un folleto explicativo. Además, el fisioterapeuta puede hacer una demostración de los ejercicios y aconsejar un programa a medida de las necesidades de cada persona.
Las medidas posturales pueden promover cambios beneficiosos para la curvatura de la espalda, Por ejemplo, cuando una persona está sentada, puede mover la silla hacia delante con el fin de mantener la espalda recta, o puede utilizar un taburete para mantener las rodillas dobladas y la columna recta.
Si los síntomas neurológicos se agudizan, por ejemplo, si la persona experimenta debilidad y pérdida de sensibilidad o dolor grave y persistente, puede considerarse la cirugía. En general, los casos de incontinencia urinaria e intestinal requieren una intervención quirúrgica inmediata. Lo más habitual es que se extirpe el disco herniado. Ello se realiza, cada vez más, a través de una pequeña incisión, utilizando técnicas de microcirugía. Disolver la hernia discal mediante inyecciones locales de sustancias químicas parece resultar menos eficaz que los demás procedimientos e incluso puede ser peligroso.

Si la hernia se produce en la columna cervical, pueden ser útiles la tracción y la utilización de un collarín cervical. La tracción es un procedimiento que tira de la columna vertebral para aumentar el espacio intervertebral y reducir la presión. Por lo general se aplica en el domicilio del paciente utilizando un mecanismo que estira hacia arriba el cuello y la mandíbula. Para asegurar el uso correcto del equipo correspondiente solamente el médico o el fisioterapeuta deberían prescribir la tracción. La mayoría de los síntomas se controla con este sencillo procedimiento. Sin embargo, la cirugía puede estar indicada cuando el dolor y los síntomas apuntan que puede tratarse de una lesión nerviosa grave y progresiva.

domingo, 3 de noviembre de 2013

Mentalización, determinación, confianza.

La mayoría de nuestras enfermedades son el resultado de procesos psíquicos.
Por fin a la luz de la evidencia, la reflexión científica acepta que el pensamiento es fundamental para moldear los estados físicos que experimentamos.

La autosanación
La ciencia, apoyada en investigaciones rigurosas, puede constatar que la mente es clave en la salud y que probablemente sea el “ingrediente activo” más importante de toda la medicina.
Diferentes estudios en torno al placebo, la hipnosis, la meditación, el pensamiento positivo, la confianza y la intención, muestran que la mentalización ejerce una influencia significativa en determinar el estado de salud de una persona.

De manera profunda nuestros estados mentales se convierten en nuestros estados físicos y, de alguna forma, la mayoría de nuestras enfermedades son el resultado de procesos psíquicos.
En este sentido, además de explorar diversas técnicas de mentalización para sanar, habría que reflexionar sobre aquellos pensamientos y patrones mentales que nos han llevado a enfermar.

Uno mismo es el único médico que puede hacer sanar desde la raíz. Hasta que no hagamos consciente nuestro inconsciente, estaremos predispuestos ante una serie de contingencias que permanentemente amenazan con tomar control de nuestro cuerpo y de la dirección que lleva nuestra vida.

Cada pensamiento, cada actividad mental que realizas, es una semilla de lo que serás.

En la medida en la que seamos capaces, a través de la disciplina, de generar estados mentales suficientemente flexibles, podremos seguramente superar los escollos del cuerpo.

domingo, 14 de julio de 2013

BIG PHARMA: El poder del dinero.

El mercado mundial de los medicamentos representa más de 700.000 millones de euros anuales.
Más de la mitad de ese dinero es manejado por el grupo de empresas llamado Big Pharma:  Bayer, GlaxoSmithKline (GSK), Merck, Novartis, Pfizer, Roche y Sanofi-Aventis.

Los beneficios de Big Pharma son superiores a los que obtiene el poderoso complejo militar-industrial.
Estas cantidades de dinero, inmensas, proporcionan a estas multinacionales un poder colosal. Poder que NO usan para ayudar a las personas.
De hecho, tienen una legión de abogados, y gastan cantidades ingentes de dinero en múltiples juicios millonarios que llevan a los tribunales a los fabricantes de genéricos, o, como en el caso de la compañía Novartis, a gobiernos.
Dr. Richard J. Roberts, premio Nobel de Medicina


Big Pharma hace lo posible para no sacar a la luz curas definitivas para las enfermedades.
Esta es una acusación muy seria, pero que se repite desde distintas partes del mundo, y por profesionales de la salud: Médicos, investigadores, universidades...

El premio Nobel de medicina, Dr. Richard J. Roberts alerta sobre como "los fármacos que curan no son rentables y por eso no son desarrollados por las farmacéuticas que en cambio sí desarrollan medicamentos cronificadores que sean consumidos de forma serializada"

Es evidente: Resulta mucho más rentable que un paciente tome una medicación todos los meses, que crear una medicación que lo cure de una vez por todas.
Un medicamento definitivo sería un duro golpe para los ingresos. Y eso no se puede consentir.
Dr. Angelos Michelakis, Universidad de Alberta

El premio Nobel antes mencionado, Dr. Roberts, asegura que las grandes farmacéuticas redirigen las investigaciones cuando hay probabilidades de encontrar medicamentos definitivos. Entonces dirigen sus esfuerzos a encontrar medicamentos efectivos pero que no curen la enfermedad, si no que hagan al paciente dependiente del medicamento.

Desde Estados Unidos ya hace tiempo que se viene denunciando como estas compañías financian las carreras políticas de congresistas y senadores. Los cuales, obviamente, no las van a molestar una vez que han accedido a sus cargos.


Queda desear que los tribunales respalden la protejan a la población frente a la avaricia económica de las multinacionales farmacéuticas.

viernes, 5 de julio de 2013

La esclerosis múltiple como una "enfermedad inventada" por Big Pharma


"En vista de los hechos dados, debemos preguntarnos si la desvergonzada explotación del paciente de Esclerosis Múltiple tan cruel y absurda como es la experimentación con drogas, basada en una definición ilógica de la teoría de esclerosis múltiple, no constituye un problema ético."

Más de 2,5 millones de personas en todo el mundo sufren de esclerosis múltiple.
Estos pacientes son engañados por los neurólogos para poder reclamar el dinero de los fondos de salud a cambio de remedios ineficaces y costosos, que destruyen el sistema inmunológico de la persona enferma. 
Los efectos secundarios, por ejemplo de la droga Tysabri (Biogen Corp.) murieron en los EE.UU. solamente 665 personas.

La esclerosis múltiple provoca un sistema de circulación sanguínea inestable, y los neurólogos lo saben perfectamente. La eliminación de las causas de la esclerosis múltiple se logra con una operación de aproximadamente una hora de tiempo (CCSVI): sin embargo de realizarse, tanto los neurólogos como las grandes farmacéuticas no ganarían 9 millones de dólares al año a escala global. 

Para el año 2017 tienen previsto ganar 20 millones con esta enfermedad.
No vamos a permitir más las actividades impunes de la mafia médico-farmacéutica, que alcanza sus objetivos por medio de la corrupción. Por favor, lea las confesiones de un ex director de una empresa farmacéutica - John Virapen - En su libro "Efectos secundarios: la muerte".


¡Los médicos y las grandes farmacéuticas matan impunemente a más personas que las armas de fuego! El mayor criminal en el mundo son las grandes farmacéuticas! Es hora de parar este círculo diabólico a costa de los enfermos.

miércoles, 26 de junio de 2013

Liberación de Bloqueos Emocionales



Los bloqueos emocionales son difíciles de evitar puesto que surgen de la esencia misma de cada persona.
Tiene que ser el propio individuo quien los perciba y se convenza de que sus propias fobias o sus inseguridades lo están limitando y maniatando, sin permitirle abrirse a situaciones y estímulos que, le resultarían gratificantes y le ayudarían a progresar en el camino de la vida, de no ser por sus propias restricciones.

Cuando las personas pueden centrarse en el aquí y ahora, se abre allí el corazón, surge la emoción de estar vivos y sucede el “milagro”.
Darse cuenta de la importancia del vivir aquí y ahora, de la propia existencia, hace que “mágicamente” los bloqueos emocionales desaparezcan.

Pueden trabajarse bloqueos producidos por situaciones emocionales que llevan a un trauma, fijaciones de conducta o repliegues psicológicos. Pueden aplicarse hacia el pasado en experiencias traumáticas, en el presente cuando hay obstáculos para desenvolverse con naturalidad o hacia el futuro por el temor en una determinada situación. Lo primero que se hace es concientizar el bloqueo y luego descubrir las emociones relacionadas con esa situación.

Este bloqueo es un punto preciso, y debe ser bien definido a fin de trabajarlo. Es conveniente tener un tiempo de reposo lo cual ayudará a que el organismo encuentre su propio equilibrio.

martes, 25 de junio de 2013

Esclerosis Múltiples: Bloqueos Emocionales

El paradigma médico convencional no es la única forma correcta de enfocar el cuidado de la salud y el tratamiento de la enfermedad. No existe algo que sea "enfermedad incurable" todas las personas son sanas por naturaleza.

Tus sistemas corporales han fracasado en su ajuste a las circunstancias causantes de la enfermedad. Falta armonía entre tus sistemas corporales y los agentes causantes de la enfermedad.

La enfermedad, sea cual sea el nombre con el que etiquetemos sus síntomas es antinatural y puede remediarse.
Como la medicina no entiende la causa de los síntomas que colectivamente se clasifican como esclerosis múltiple, no puede ofrecer una solución efectiva.


Tus sistemas corporales han fallado en su función natural. Crea la energía suficiente para desbloquear tus bloqueos emocionales.

viernes, 21 de junio de 2013

Las células madre del SNC son capaces de regenerarse y autorrepoblarse.

Células madre neuronales y neuroesferas

Cuando se produce una herida cerebral, las células madre neuronales proliferan y migran hacia la zona dañada para llevar a cabo un proceso de reemplazamiento celular, ya que las células madre del SNC son capaces de regenerarse y autorrepoblarse.

In vitro, se ha observado que las células madre neurales forman neuroesferas, estructuras de origen clonal. Cada neuroesfera representa la progenie de una única célula madre que ha proliferado. De esta forma, la población de células que forman una neuroesfera es capaz de generar las tres líneas celulares principales presentes en el cerebro: neuronas, astrocitos y oligodendrocitos. 

Las neuroesferas suelen estar compuestas de cientos a miles de células y, cuando se disocia una neuroesfera, sólo se encuentra que una pequeña fracción de células mantiene las características de una célula madre. Esta pequeña fracción de células será la que tenga la habilidad de dar lugar luego a neuroesferas secundarias. Así, en cada neuroesfera se encuentra una mezcla de células en diferentes estadios de diferenciación y no se reconoce cuál de ellas la originó.

Regeneración neuronal
La regeneración neuronal es un nuevo crecimiento de las neuronas dañadas. Algunos de los intereses del estudio de la neurogénesis se centran en conseguir la capacidad de regeneración neuronal para combatir enfermedades como el alzheimer, la demencia senil, el parkinson o lesiones medulares graves, no obstante estos experimentos aún están en desarrollo.

Recuperación tras daño cerebral
Hace poco se ha demostrado que la isquemia cerebral que daña al hipocampo aumenta la neurogénesis en adultos. Muchas de estas células nuevas forman parte del hipocampo, además estas establecen sinapsis y se convierten en neuronas maduras. Por lo tanto es posible que un aumento de la neurogénesis en adultos contribuya a que el paciente se recupere del accidente cerebrovascular, pero actualmente no hay pruebas de esto. Se ha probado que el ejercicio incrementa la neurogénesis en adultos y podría resultar terapéutico a los pacientes con daño cerebral.


domingo, 2 de junio de 2013

El interferón beta no retarsa la progresión de la EM

El interferón beta no puede retardar la progresión de la EM según nuevo estudio

7/18/2012


Un nuevo estudio realizado recientemente en el Journal of the American Medical Association sugiere que los fármacos interferón beta, ampliamente utilizados en el tratamiento de la EM remitente recidivante pueden tener poco o ningún efecto sobre la progresión de una persona con discapacidad. El autor principal del estudio, Helen Tremlett, profesor asociado de neurología en la Universidad de British Columbia, advirtió que el estudio muestra que el interferón beta es inútil.

En la actualidad el mercado incluye Betaseron ®, Avonex, Rebif ®, y Extavia ®. Los investigadores de la Universidad de Columbia Británica han recogido de forma prospectiva los datos de 868 personas con EM tratados con interferón beta, comparándolas con 1.788 personas que nunca tomaron el medicamento. Utilizando una escala bien validada, encontraron que aquellos que tomaron interferón beta no eran menos propensos a sufrir discapacidad a largo plazo que los que no tomaron nada.

Después de controlar por sexo, edad de inicio, duración de la enfermedad, la tasa de recaída y otros factores, no pudieron encontrar ninguna asociación entre la toma de interferón beta y cualquier reducción en la progresión de la discapacidad.


El estudio fue apoyado por becas de los Institutos Canadienses de Investigación en Salud y la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple. La base de datos de la Columbia Británica de Esclerosis Múltiple ha sido financiada por estas fuentes y también por una subvención sin restricciones de Donald Paty, MD, de theUniversityofBritish Columbia, y el Grupo de Investigación MS / MRI.

viernes, 31 de mayo de 2013

Enfermedades autoinmunes: somos un mercado más


¿Podremos seguirnos asombrando de todas las cosas que suceden alrededor de las llamadas enfermedades autoinmunes, de los mecanismos que se utilizan para convencernos de que no hay cura posible y que nuestros médicos neurólogos son los infalibles sacerdotes de una Higea hace tiempo secuestrada por una ciencia que solo defiende los intereses de los grupos del poder médico-farmacéutico?
¿Hasta qué punto podremos seguir convencidos de que nuestras enfermedades no tienen cura y que solo por medio de medicamentos paliativos podremos sobrellevarla? ¿Qué pasó con la “históricamente incurable lepra” y la vacuna del científico venezolano Jacinto Convit? ¿Qué ha sucedido con la malaria y la vacuna para su curación descubierta por el eminente científico colombiano Manuel Patarroyo? ¿Será que no producían beneficios económicos para esta industria?
¿Por qué pregunto todo esto? Es que la capacidad de asombro todavía no se ha desvanecido de mi mente ante un hecho cierto y ultrajante para nuestra condición de personas con problemas supuestamente autoinmunes que navegamos en ese mar cuyo horizonte se encuentra emborrascado y que no encontramos un puerto seguro donde anclar todas nuestras angustias y depresiones somatizadas, y tan solo nos encontramos con cosas como esta:
En una nota publicitaria dedicada a promocionar nuevos productos, informaciones e investigaciones para el gremio médico llamada 3B (Bharat Book Bureau) aparece un informe titulado “Mercado Mundial para las Enfermedades Neurodegenarativas 2009 – 2024” (World Neurodegenerative Diseases Market 2009 – 2024), informe ofrecido a la venta en el mercado mundial de la salud y donde se hace una reseña sobre las oportunidades para realizar negocios entre los años 2009 al 2024 con productos para tratar enfermedades tales como Parkinson, Alzheimer, Esclerosis Múltiple, Esclerosis Lateral y neuropatías.
La enfermedad se ha convertido en una necesidad del mercado de los productos farmacéuticos, una mercancía más
Una ligera traducción de esta “joya” dice más o menos lo siguiente: “El envejecimiento de la generación baby boom, combinado con nuevos y emergentes tratamientos para desórdenes neurodegenerativos –que incluye Esclerosis Múltiple,enfermedad de de Alzheimer y enfermedad de Parkinson- conducirá a una mayor expansión del mercado de las terapias neurodegenerativas. El aumento en la prevalencia (proporción de personas que sufren una enfermedad con respecto al total de la población en estudio) de dichas enfermedades unido a una gran cartera de proyectos hace que la dinámica del sector sea muy prometedora para las empresas farmacéuticas y biotecnológicas mundiales” En este nuevo informe denominado: Mercado Mundial de Enfermedades Neurodegenerativas 2009 – 2024, se explica por qué esto sucede, revelando el lugar que ocuparán los progresos más impactantes en las investigaciones médico-farmacéuticas más novedosas y actualizadas. Este reporte examina el mercado mundial para el tratamiento de algunas enfermedades en particular como: Parkinson, Alzheimer, Esclerosis Múltiple, Esclerosis Lateral Amiotrófica y Neuropatías y otros desordenes neurodegenerativos como el Huntington y la enfermedad de los priones.
El informe continúa describiendo los tipos de agentes terapéuticos con mayor probabilidad de ser incorporados al mercado hasta el año 2024 y cuáles dominarán ese mercado a futuro. Dónde estarán localizadas las mejores oportunidades comerciales desde el 2009 en adelante y cuáles son y en qué sitios estarán ubicados los conductores más cruciales en este mercado. Este informe contiene la información que se necesita para entender las tendencias actuales y las orientaciones futuras en terapias de los desórdenes neurodegenerativos. Particularmente, las perspectivas de los productos que a continuación se detallan: Sifrol, Stalevo, Requip, Aricept, Namenda, Exelon, Reminir, Avonex, Copaxone, Rebif, Betaferon, Rilutek e incluye un análisis especializado de la terapéutica emergente en lo referente a células madres, terapia genética y anticuerpos monoclonales, entre otros descubrimientos prominentes. “El análisis detallado del mercado mundial para enfermedades neurodegenerativas 2009 – 2024-continúa diciendo la nota publicitaria- examina el sector mercado detalladamente, con una revisión exhaustiva de las fuentes de información, tanto primarias como secundarias, proporcionando así pronósticos detallados de las ventas, análisis de la cuota en el mercado, discusiones de los progresos en el sector…” y mejor no sigo porque la nausea se me convertiría en infinita. Esto demuestra hasta la saciedad cómo la enfermedad se ha convertido en una necesidad del mercado de los productos farmacéuticos, una mercancía más, y cómo a los afectados se nos ve como simples consumidores en un mercado que cada día irá creciendo más beneficiando, no al enfermo, sino a la avaricia de unos cuantos que siempre han comerciado con el mal ajeno.
No quedan comentarios que agregar, todo está allí explícito, para quien no cree esto y sigue defendiendo la tesis de que hay que esperar más tiempo (¿será hasta después del 2024?) y que es muy apresurado arriesgarse a tratamientos que no son aceptados por la ciencia médica mundial, aquí les dejo esta “joyita”. Espero que reflexionen y no se dejen manipular por el hecho de que les están regalando los medicamentos y que ellas (las compañías farmacéuticas) son los adalides de la salud mundial (serán los adalides de la salud de sus bolsillos). Los medicamentos no los reparten gratuitamente, estos le cuestan a los Estados nacionales miles de millones de dólares que servirían para otras investigaciones autóctonas (como la de la lepra o la malaria) y no para seguir engordando los bolsillos de quienes nos venden un producto que repito tiene más efectos secundarios que primarios.
Si quieren más información al respecto, vayan a la dirección:
Allí lo encontrarán todo.
http://ve.globedia.com/enfermedades-autoinmunes-mercado

Riquilda Romero.

martes, 28 de mayo de 2013

HALLAZGOS DE APOYO DE UN VÍNCULO ENTRE SOT, CCSVI Y EM


Los primeros estudios de las placas de EM en humanos sugieren un patrón venocéntrico de desmielinización inflamatoria focal, un patrón atribuido a un proceso autoinmune (Niebla, 1965; Barnett y Sutton, 2006 ). La placa también se ha demostrado con radiología de alta resolución de la venografía por resonancia magnética (MRV; Tan et al, 2000).
Entre 95 lesiones de la EM estudiadas, todas menos una demostró una distribución perivenosa. La acumulación de hierro en los sitios de placas de EM ha sido reconocida y atribuida a la presencia de macrófagos ricos en hierro. 
La acumulación de hierro puede conducir al daño endotelial venoso y la respuesta inflamatoria en los sitios de deposición.

En un estudio de autopsias, la incidencia de la deposición de hemosiderina fue del 30% en los cerebros de los pacientes con EM, en contraste con sólo el 6% en los cerebros de los pacientes del grupo control normal (Adams, 1988). Además, la deposición de hierro se limita a las regiones de las placas en pacientes con EM en comparación con la deposición difusa vista en los cerebros normales de control.
Un reciente estudio de imágenes ponderadas encontró que 12 de 14 pacientes con EM tenían evidencia de depósitos de hierro aumentado en el sistema de drenaje venoso medial (Haacke et al., 2010 )

La esclerosis múltiple suele afectar la sustancia blanca cerebral con menos participación de la médula espinal. El flujo venoso que se describe en el modelo vascular puede comprometer el centro de regulación de la temperatura del sistema nervioso y contribuye a la intolerancia al calor de los pacientes con EM.

CONCLUSIÓN
La teoría de la CCSVI y el SOT en relación con la EM sostiene que el flujo venoso está obstruido y conduce a la congestión venosa, el objetivo de la terapia endovascular es aliviar la estenosis y por lo tanto la congestión. La asociación entre la EM y la patología del sistema venoso es convincente, dada la topografía perivenular de placas que se ha demostrado tanto histológica y con RM, sin embargo, el mecanismo fundamental de la disfunción venosa es menos claro.

La obstrucción del flujo venoso que conduce a la congestión venosa y la disfunción es concebible. El modelo vascular podría cambiar la comprensión de la fisiopatología de la esclerosis múltiple considerablemente.

lunes, 27 de mayo de 2013

La cafeína podría prevenir la esclerosis múltiple.


Un estudio reciente con animales sugiere que la cafeína podría tal vez prevenir la esclerosis múltiple.
Suministrar a los ratones el equivalente a entre seis y ocho tazas de café al día previno que desarrollaran el modelo animal equivalente a la EM, afirmó la Dra. Linda Thompson, de la Oklahoma Medical Research Foundation.

Thompson explicó que la cafeína ayudaba a evitar la EM al prevenir que la molécula adenosina, uno de los cuatro componentes del ADN, se adhiera al receptor de la adenosina a nivel celular. Cuando la adenosina no puede adherirse a los receptores a nivel celular, esto a su vez evita que las células T alcancen al sistema nervioso central y desencadenen los eventos que llevan a la versión animal de la EM.

"Desde un punto de vista científico, el resultado es que la adenosina en este modelo ratonil es necesaria para que las células T que causan enfermedad entren al sistema nervioso central", apuntó Thompson. "Este fue un gran e inesperado hallazgo".


El descubrimiento muestra lo importante que es la molécula adenosina en permitir que las células inmunitarias infiltren el sistema nervioso central. En los animales, las células T estaban activas, pero no podían llegar al sistema nervioso central porque la cafeína estaba adherida a los receptores de adenosina.

miércoles, 15 de mayo de 2013

TESTIMONIO DE CURADA DE EM


PERMITANME CONTARLES... Que de tanto insistir e insistir aquí en mi país Venezuela, por fin accedieron a hacerme el estudio de las venas mediante una venografia diagnostica. No fui referida por ningún medico, porque ni Neurólogos ni Internistas estaban de acuerdo con mi sugerencia de hacerme estudio de venas y circulación sanguínea...Porque según ellos (al igual que casi todo el gremio medico) la E.M. es de origen inmunológico. Tu NO tienes nada Vascular María...me decían

En fin. Me fui a ver a la única Radiologo Intervencionista de mi ciudad, pues aunque quería irme a Argentina para hacer este procedimiento allá, no contaba con los $ necesarios...Voy a tratar de resumir... La Dra Radiologo Int y su esposo, Neurocirujano vascular, accedieron a hacerme la Venografia, no sin antes leer toda la información que les llevé, no sin antes escuchar mi historia con la EM y con las recaidas o brotes anuales que me tenian permanentemente hospitalizada y llena de esteroides...no sin antes escuchar que no tenia calidad de vida y que el pronostico no era bueno si los brotes y los esteroides a altas dosis continuaban. 

Fueron muuuy claros al decirme que si en la venografia NO conseguían ningún problema en mis venas, iban para atras y adios, chao, hasta luego Maria Eugenia... OK OK les dije...no les estoy pidiendo que inventen, solo que revisen a ver si hay algún problema en mis venas....Y así fue.

El dia 9 de Abril de 2013 hicieron la Venografia diagnostica..Oh sorpresa!!!! el cateter desde la ingle ni pasaba por una ESTENOSIS CRITICA DEL TERCIO DISTAL DE LA VENA YUGULAR INTERNA DERECHA EN UN 70%...casi no pasaba sangre o pasaba en muuy poca cantidad de vuelta hacia el corazón.... Cardiologos, Neurocirujanos; Radiologos, deciden abrir a nivel de cuello, y mediante un procedimiento desde ingle y cuello instalar un Stent.... en fin, duro 5 horas la intervención

Estoy liberada?? Creo que SI. Han mejorado mis síntomas previos a la operación (agotamiento constante, neuritis óptica, etc) pues lo ire midiendo. Y les iré contando...Han sido largos 25 años con EM, de los cuales los últimos 9 años han sido realmente duros. Pero la FE y ESPERANZA son ETERNAS! 

martes, 14 de mayo de 2013

¡CUIDADO CON EL DIMETILFUMARATO!!!



Información sobre el dimetilfumarato; toxicidad, medidas legales y advertencias.

En los últimos meses, se ha detectado la presencia de unas bolsitas con un compuesto en algunos calzados, provenientes de Asia, que producen reacciones alérgicas. Este compuesto, cuya comercialización está prohibida en la UE desde el año 1998, se denomina dimetilfumarato.

Debido a la imposibilidad de cerciorarnos que todo el calzado dispuesto a la venta al consumidor en nuestro país, se encuentra libre de bolsitas con esta sustancia, a continuación se proporciona una información que permita al consumidor la identificación o adopción de precauciones al tiempo de adquirir dimetilfumarato:

¿Qué es el dimetilfumarato?: es un compuesto orgánico electrófilo, que se utiliza en tratamiento frente a la psoriasis, y como inhibidor del moho en mercancías. 
Sin embargo, como potente sensibilizador, puede provocar reacciones cutáneas, como eccemas extendidos, pronunciados y de difícil tratamiento. Por lo tanto, comporta gran toxicidad en reacciones alérgicas.

¿Qué apariencia tiene? Se presenta como unas bolitas con apariencia blanca y cristalina. Al sustituir la función del gel de sílice, como inhibidor del moho en los calzados, su presentación viene de la misma forma en bolsitas, incluso, bajo la denominación de gel de sílice, cuando no es tal.

Información sobre el dimetilfumarato; toxicidad, medidas legales y advertencias  http://www.cecu.es/noticias/infoDMF.pdf