miércoles, 3 de octubre de 2012

La verdad sobre la EM



Cuando me diagnosticaron con EM, si bien no creí en el diagnóstico porque  no puedo creer en algo que no se sabe qué es, ni qué lo causa y sin embargo se afirma que no tiene cura, algo así como si me dijeran que mi problema es que soy un marciano y me tengo que suministrar un medicamento para evitar la progresión del color verde de mi piel, aunque no tienen idea de cómo llegué a este planeta ni cómo hice para sobrevivir todos estos años pero para que no me lleven los caza-alienígenas me tengo que inyectar un veneno que me irá matando de a poco pero contribuirá al gran negocio farmacéutico terrestre de lucro con la enfermedad (una causa muy noble).

Ahora me encuentro con esta condición “Accidente isquémico transitorio”  http://averaorg.adam.com/content.aspx?productId=118&pid=5&gid=000730 que si bien difiere de mi sintomatología en algunas cosas, en otras es asombrosamente exacto…

Sensación anormal de movimiento (vértigo) o mareo - Falta de coordinación y equilibrio, tropiezos o problemas para caminar - Pérdida de la visión en uno o en ambos ojos - Entumecimiento u hormigueo en un lado del cuerpo - Debilidad en un lado del cuerpo.

Entonces exclamo indignada la opinión que me merecen los neurólogos: por eso te dicen: ¡no veas Internet  ¡Deben sentir que hicieron la carrera al pedo!  ¡Qué vergüenza que yo que soy profesora de lenguas, tenga que encontrar en Internet lo que ningún estúpido neurólogo me diagnosticó jamás!

No hay comentarios:

Publicar un comentario