miércoles, 31 de octubre de 2012

Un vórtice llamado EM,


Vórtice
  1. m. Torbellino, remolino.
  2. Centro de un ciclón.

Tratando de definir lo que pasé estos tres últimos años, utilicé la palabra
Vórtice: m. Torbellino, remolino. Centro de un ciclón. 
Definir un vórtice no ha sido, hasta ahora, algo sencillo. Es más o menos claro que tiene que ver con el dar vueltas en torno a un punto y que el giro debe estar referido a un movimiento colectivo.

Me llama la atención cómo se ajusta la definición del diccionario a lo que quise expresar: dar vueltas en torno a un punto.
He estado tres años dando vueltas en torno a la definición oscura y dudosa de una enfermedad cuya causa y cura se desconocen, como siempre, hay un montón de “vivos” haciendo dinero con la ignorancia de otro montón de "incapaces", y quisiera ampliar la definición de este término:

Incapaz, Incompetente
Inepto (adj. Falto de capacidad o aptitud para una cosa
 Ignorante: Sustantivo 1: Falto de conocimiento o educación.2: Que no tiene conocimiento o información de un tema en particular.
Ineficaz (adj. Que no tiene eficacia.) 
Inútil
Torpe (adj. Falto de habilidad o destreza.) 
Inhábil (adj. Que no tiene habilidad. Falto de cualidades para hacer una cosa.) 
Negado (AdjetivoAdjetivos1:Ignorante.*Ámbito: Argentina, rural negado)

Es llamativo, la gran mayoría de las definiciones corresponden con la de neurólogos especialistas en  la EM; y el resto se corresponde con la actitud de los pacientes diagnosticados con EM que siguen sus directivas.

Aclaro que la mayoría de los diagnosticados con EM son "ignorantes", o sea: no tienen conocimiento o información de un tema en particular y no tienen por qué, para eso pagan por los servicios de un especialista.

O sea, pasando en limpio diré que la EM es un vórtice (dar vueltas en torno a un punto que no tiene salida), la única salida que ofrecen los neurólogos especialistas en no curar la EM, es permanecer de por vida intoxicándose con un medicamento que lejos de solucionar el problema, agrega más problemas al ya existente.

Cuando aparece una solución para salir de este interminable remolino, quienes se encuentran interesados en mantener el “statu quo”  hacen un “berrinche” para impedir que sus pacientes cautivos se les escapen.

Entonces, para salir de este vórtice llamado EM, lo primero que hay que hacer es abandonar al neurólogo especialista en no curar la EM y todos los medicamentos que éste  ha hecho comprar y que te están intoxicando (aunque quizá aún no lo notes).
Luego presta atención a tu dieta http://curatuem.blogspot.com.ar/ haz ejercicio moderado http://emcuracion.blogspot.com.ar/ y olvídate del diagnóstico EM.

lunes, 29 de octubre de 2012

El negocio de la enfermedad


Hoy leo este titular que para mi trata un tema archiconocido, pero creo que no está de más recordarlo:
Farmacéuticas pagan millones de dólares a doctores para que promuevan sus medicinas; las que curan: no son rentables.

Recuerdo cuando me diagnosticaron con EM: pensé que me querían tomar por estúpida, sacarme dinero… en fin. Jamás me mediqué, con el tiempo, después de mucho investigar (la medicina y la farmacología no son mi tema) descubrí el tremendo negocio del lucro con la enfermedad.

Hoy después de mucho investigar llego a la conclusión de que me diagnosticaron con EM basándose en UN síntoma (lesiones cerebrales) y pretendieron hacerme consumir un medicamento de por vida, que disminuiría mi sistema inmune (que es quien me protege y protegió toda mi vida, es como si hubieran querido atontar mi inteligencia que también me protege y protegió toda mi vida)

Como ya estoy curada, (y curada de espanto también) me estoy alejando de este ambiente de enfermos en el que pretendieron hacerme entrar, y veo con agrado que cada vez somos más quienes nos salimos del sistema de “lucro con la enfermedad”

Deseo hacer los siguientes comentarios para quienes se hacen cargo de su propia salud:

La EM tiene cura: Las lesiones cerebrales se recuperan con rehabilitación gracias a la plasticidad neuronal, y si a eso le agregas una dieta sana quizás hasta puedas sentirte mejor que antes que te diagnosticaran con EM.


sábado, 13 de octubre de 2012

Es posible remielinizar el cerebro


El sistema nervioso central puede autorrepararse. Sin fármacos. 
Así lo apunta al menos un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU) dirigido por el neurólogo Ian Duncan –el trabajo se acaba de publicar en Proceedings of the National Academy of Sciences- que dice que la recuperación de la mielina -y con ello el restablecimiento de las funciones neurológicas- es posible. 

La mielina es la capa grasa que recubre las fibras nerviosas y mengua o desaparece en enfermedades como la Esclerosis Múltiple, la Mielitis Transversa, la Neuromielitis Óptica, la Esclerosis Cerebral Difusa de Schilder, la Encefalomielitis Aguda Diseminada, la Leucoencefalitis y algunas otras. 
Y aunque generalmente los síntomas son suaves a veces los pacientes pierden la capacidad de escribir, hablar o caminar. 

Pues bien, Duncan y su equipo aseguran haber constatado "sin lugar a dudas" que se puede lograr la "remielinización" y neutralizar así el problema neurológico aun siendo éste grave.

El descubrimiento tuvo lugar porque cuando sometieron a un grupo de gatas preñadas durante varios meses a una dieta no equilibrada comprobaron que sufrían "desmielinización" demostrando así una vez más el trascendental papel de la alimentación en la salud, incluida la del cerebro. 
Pero lo realmente importante es que cuando se les volvió a dar a las gatas una dieta normal ¡recuperaron la mielina y desaparecieron sus disfunciones! La capa de mielina no eran tan gruesa pero el cerebro se recuperaba.

En pocas palabras: ese grupo de investigadores entiende que es posible remielinizar el cerebro. De ahí que sugiramos de nuevo a quienes padecen cualquiera de las llamadas enfermedades neurológicas que revisen su dieta y se sometan a un tratamiento ortomolecular. Porque como hemos dicho en numerosas ocasiones a nuestro juicio ése es el camino y no el de los fármacos.

viernes, 12 de octubre de 2012

Tienes la habilidad para curarte



Tienes la habilidad de acceder a partes de tu cerebro que pueden enviar órdenes a tu cuerpo con determinación.
 Ten actitudes positivas respecto de tú misma como parte de una terapia planeada, obtendrás, como ha quedado demostrado, sólo éxito.  

El sistema mente-cuerpo está dando el proceso conveniente y puede comenzar a generar al mismo tiempo muchos más pensamientos positivos.
Al saber en forma consciente que es la mente subconsciente la encargada de dirigir el "diálogo celular", y saber que con tu pensamiento puedes influir en la acción del subconsciente, puedes fijar ideas que lleguen a las neuronas cerebrales.

Diferentes estudios en torno al placebo, la hipnosis, la meditación, el pensamiento positivo, la confianza y la intención, muestran que la mentalización ejerce una influencia significativa en determinar el estado de salud de una persona.

Nuestros estados mentales se convierten en nuestros estados físicos y, de alguna forma que se nos escapa en la cotidianidad.

Habría que reflexionar sobre aquellos pensamientos y patrones mentales que nos han llevado a enfermar, muchos de ellos se ocultarán en nuestro inconsciente y querremos evitar enfrentarlos, pero en el proceso de detectarlos y observarlos estaremos iniciando un viaje vital de autoconocimiento en el que cada uno de nosotros puede convertirse en su propio chamán.

Hasta que no conozcas cómo funciona tu mente, y  veas las causas y los efectos de manera transparente, y de esta forma evites ser hipócrita o impostora pensando positivo buscando una especie de efecto mágico desconocido y llenando el mundo de sonrisas falsas programadas, estarás predispuesta a una serie de contingencias que permanentemente amenazarán  con tomar control de tu cuerpo y de la dirección que lleva tu vida.

jueves, 11 de octubre de 2012

Cambia tu controladora


Esta mañana tuve que restaurar el sistema de la compu xq andaba mal: estaba lenta, demasiado lenta, no reaccionaba… mientras la restauraba pensaba que siempre se hace una analogía con el cerebro… y me dije ¡claro! ¡Lo que tengo que hacer es restaurar el sistema!

Ahora bien, esto me lleva a las siguientes reflexiones: para repararla tengo que volver a una fecha en el pasado…
¿Cuál?
Cuando podía caminar sin dificultad
Pero… ¿cuándo?
Antes de el puto diagnóstico

¿Qué hubiera pasado en mi vida si el puto diagnóstico no hubiera existido?

No hubiera pasado nada, nuestra vida hubiera seguido por los mismos carriles que se desarrolló, el puto diagnóstico solamente aportó stress, sufrimiento, el descubrimiento de que existe una mafia médico-farmacéutica que lucra con la enfermedad…

Bueno, me he sacado toda esa mierda de encima (inútiles*), me ha llevado tres años descubrir que lo que tenía que hacer era “restaurar el sistema”

Restaurar sistema:

¿Alguna vez deseó poder volver el tiempo atrás después de un bloqueo grave?
A veces, la instalación de un programa o de un controlador puede hacer que su sistema se ejecute de forma lenta o imprevisible. Restaurar el sistema puede devolver los programas y archivos del sistema de su equipo a un momento en que todo funcionaba bien, evitando la pérdida de un tiempo valioso solucionando problemas. No afectará sus documentos, imágenes u otro tipo de datos.
Puede crear un punto de restauración del sistema

Bien, he perdido un tiempo valioso, en ese tiempo he aprendido mucho, pero restaurar mi sistema No afectará a mis documentos, imágenes u otro tipo de datos.

Está claro ¿verdad?

Y la dificultad de que mi cuerpo se incline levemente hacia la derecha cuando camino la sigo teniendo, eso es lo que tengo que arreglar ahora, nada que un poco de ejercicio no pueda corregir.

A veces, la instalación de un programa o de una controladora puede hacer que su sistema se ejecute de forma lenta o imprevisible.

A ver: ¿programa? ¿controladora? evidentemente fue la controladora.
Fiel a mi estilo combativo, me he sacado de encima la controladora de manera violenta, no me arrepiento: siempre me molestó por la sencilla razón de que a mi no me gusta que me controlen.

Es simple, si el uso de una controladora es forzoso, qué mejor que mis afectos sean mis controladores, y yo misma mi supervisora.

Evidentemente la controladora que toda mi vida ha estado pujando por controlarme no sirve, evidentemente de alguna manera consiguió filtrarse para hacer cagadas (se reconoce su estilo).

A la papelera.

Y ahora a recuperar el tiempo perdido sin olvidar lo aprendido.

(inútiles*) neurólogos especialistas en EM que diagnostican una condición cuya causa, origen y cura desconocen, y sin embargo recetan ineficaces, onerosos y riesgosos medicamentos que dañan la salud evitando que la causa de la EM se investigue.
Gente frustrada con su vida ávida de meterse en la ajena para sentirse viva.

martes, 9 de octubre de 2012

Devolviendo


Al fin después de mucho trabajar, investigar, escribir… estoy sintiendo los resultados. 

Esta mañana realmente noté que esta pesadilla terminó, fue sólo eso: una pesadilla.

Me dedicaré a ayudar a otros, así como recibí ayuda, la devolveré:

Devolviendo salud a quienes me hablaron de salud
Devolviendo salud a quienes me hablaron de enfermedad
Devolviendo salud a quienes me quisieron vender su método
Perdonando y olvidando a quienes se complacen en el sufrimiento (no tengo por qué combatirlos, ellos mismos son su peor castigo)

domingo, 7 de octubre de 2012

Estoy sana


En el preciso instante en que pensamos "estoy contento", un mensajero químico traduce nuestras emociones, todas las células de nuestro cuerpo entienden nuestro deseo de felicidad y se suman a él. El hecho de que podamos hablar instantáneamente con cincuenta mil billones de células en su propio lenguaje resulta tan inexplicable como el momento en que la naturaleza creó el primer fotón a partir del espacio vacío. Las moléculas mensajeras son la expresión material más fina de la inteligencia que puede producir el cerebro.
 Dr. Deepak Chopra

¡Siempre existe una posibilidad de sanación para la inteligencia celular, cerebral y mental!

Al saber en forma consciente que es la mente subconsciente la encargada de dirigir el "diálogo celular", y saber que con nuestros pensamientos logramos influir en la acción del subconsciente, podemos fijar ideas que lleguen a las neuronas cerebrales y por su intermedio a todas las células del cuerpo, dirigiéndoles mensajes de armonía, buena salud.

Reprograma tu mente: 

Si tenemos actitudes positivas respecto de nosotros mismos, como parte de una terapia planeada, obtendremos, como ha quedado demostrado, sólo éxitos en el combate contra la enfermedad. El sistema mente-cuerpo que está a punto de vencer un desorden, debe saber que se está dando el proceso conveniente y que puede comenzar a generar al mismo tiempo muchos más pensamientos positivos.

viernes, 5 de octubre de 2012

El arte de la sanación



Si tenemos actitudes positivas respecto de nosotros mismos, como parte de una terapia planeada, obtendremos, como ha quedado demostrado, sólo éxitos en el combate contra la enfermedad. El sistema mente-cuerpo que está a punto de vencer un desorden, debe saber que se está dando el proceso conveniente y que puede comenzar a generar al mismo tiempo muchos más pensamientos positivos.

Sólo TÚ y nadie más que tú, eres el único responsable del universo que forma tu cuerpo y que es dirigido y coordinado por tus propios pensamientos. 
Sólo TÚ y nadie más que tú, puedes pensar por ti mismo. 
Sólo TÚ eres el responsable de lo que hoy eres y mañana serás.
Tu renovación o transformación debe comenzar AHORA, hoy mismo, y lo lograrás con el arte del buen pensar, que tan sólo TÚ, porque así lo deseas, puedes lograr.

Estás dotado de libre albedrío, o la facultad de decidir libremente por ti mismo lo que puedes hacer o no hacer con tu vida, con tus sentimientos, con tus actos y con tus pensamientos, Por ignorancia has malgastado hasta ahora más del 80% de la poderosa fuerza de los pensamientos. 

Desde este instante puedes revertir esta situación, usando tu libre albedrío con la firme decisión de pensar mejor y canalizar la fuerza hacia todas las células de tu cuerpo con la finalidad de armonizarlas, lo cual es la base de la sanación.

jueves, 4 de octubre de 2012

El cuerpo obedece a la mente.



Repetir afirmaciones no sólo sirve de recordatorio mental , el cuerpo humano, como proceso más que como objeto, está constantemente lleno de mensajes de todo tipo, los mensajes verbales que oímos en la cabeza sólo son una versión de la información que las células intercambian a cada segundo.
Como nuestra consciencia esta coloreada por experiencias pasadas, el flujo de información que existe dentro de nosotros sufre la influencia de huellas subconscientes de las que apenas tenemos consciencia.
Es importante entender que puedes cambiar esas huellas subconscientes otorgando nuevos supuestos y creencias con que operar. Cada pensamiento que tienes activa en tu cerebro una molécula mensajera. Esto significa que cada impulso mental se transforma automáticamente en información biológica. 
Al repetir estas nuevas declaraciones, afirmando ante ti mismo por tu propia acción el decreto del cambio hacia la salud, permites que se produzca información biológica nueva.
Por medio de la vinculación Mente-Cuerpo, tus células reciben este sentido redefinido de ti mismo como nueva programación creando tu nueva realidad.

El cuerpo obedece a la mente.
Los pensamientos crean sensaciones en nuestro cuerpo, que continuamente se preparan para afrontarlas.
El organismo no es capaz de distinguir entre un peligro imaginario y uno real, así que los mecanismos de control físico se ponen en marcha en ambas ocasiones, en función de las emociones iniciales que envíe nuestro cerebro.
Comprendiendo lo anterior, nuestra actitud puede mejorar o empeorar nuestro desarrollo fisiológico e, incluso, lograr curaciones físicas.
Así, encontramos numerosos casos en los que los pacientes pusieron en marcha un proceso espontáneo de curación, cambiando habitualmente su estado de conciencia.
Esta modificación de actitud emotiva, mental y espiritual constituyó el puente mágico entre la enfermedad y la salud.

miércoles, 3 de octubre de 2012

La verdad sobre la EM



Cuando me diagnosticaron con EM, si bien no creí en el diagnóstico porque  no puedo creer en algo que no se sabe qué es, ni qué lo causa y sin embargo se afirma que no tiene cura, algo así como si me dijeran que mi problema es que soy un marciano y me tengo que suministrar un medicamento para evitar la progresión del color verde de mi piel, aunque no tienen idea de cómo llegué a este planeta ni cómo hice para sobrevivir todos estos años pero para que no me lleven los caza-alienígenas me tengo que inyectar un veneno que me irá matando de a poco pero contribuirá al gran negocio farmacéutico terrestre de lucro con la enfermedad (una causa muy noble).

Ahora me encuentro con esta condición “Accidente isquémico transitorio”  http://averaorg.adam.com/content.aspx?productId=118&pid=5&gid=000730 que si bien difiere de mi sintomatología en algunas cosas, en otras es asombrosamente exacto…

Sensación anormal de movimiento (vértigo) o mareo - Falta de coordinación y equilibrio, tropiezos o problemas para caminar - Pérdida de la visión en uno o en ambos ojos - Entumecimiento u hormigueo en un lado del cuerpo - Debilidad en un lado del cuerpo.

Entonces exclamo indignada la opinión que me merecen los neurólogos: por eso te dicen: ¡no veas Internet  ¡Deben sentir que hicieron la carrera al pedo!  ¡Qué vergüenza que yo que soy profesora de lenguas, tenga que encontrar en Internet lo que ningún estúpido neurólogo me diagnosticó jamás!

martes, 2 de octubre de 2012

Sana tu mente, sana tu cuerpo


La distancia entre la mente y el cuerpo parece inexistente. Hasta el 90% de las dolencias físicas son inducidas y curadas por la mente.
La evidencia científica que respalda la curación mente-cuerpo está totalmente establecida y aceptada por todas las corrientes de la medicina.

En 1999 una encuesta reflejó que el 25% de los americanos tuvieron éxito con sanación mental.
En Mayo 2001 la misma encuestadora descubrió que “Los americanos con niveles más altos de educación creen en el poder de la mente para curar el cuerpo”
La misma encuestadora actualizó los datos de creencias de los americanos a Junio 2005 mostrando que más del 55% creen en la conexión de la mente y el cuerpo para sanar. Estos poderes sanadores de la mente fueron, tanto en el plano físico como en el emocional, demostrados empíricamente reflejando el poder de los placebos.
Adicionalmente, de acuerdo con la famosa encuesta publicada en 1993 en el Periódico de Medicina de Nueva Inglaterra, el 34% de los americanos adultos reportaron estar usando una terapia no convencional. Esto incluye meditación, yoga y técnicas de visualización.

La medicina alternativa – una categoría que incluye la sanación mente-cuerpo, energías y sanación espiritual – está siendo practicada por la gente más influyente.

lunes, 1 de octubre de 2012

Viaje al centro de la estupidez humana.


Hace tres años se me diagnosticó con una enfermedad en la cual no creí desde un principio, no creí porque era tan vaga la explicación que me daban que podía tratarse de cualquier cosa, las palabras más abundantes eran: no se sabe… no se cura… pero igual caí en la trampa, quizá por presión de terceros.

Como dudaba, me metí de lleno a investigar de qué se trataba esta “enfermedad” y cuanto más investigaba más me espantaba ver la cantidad de gente que caía en la trampa de un “diagnóstico misterioso”, como si el no saber de qué se trata fuera sumamente atractivo.

Para mi no es ninguna novedad la estupidez de la gente, ni tampoco es novedad que los grupos de poder basan en la estupidez de la gente su capital; lucran con la estupidez. Me espantaba ver las enormes sumas de dinero que quienes lucran con la enfermedad embolsan, me espantaba ver cómo pacientes diagnosticados con la “misteriosa” enfermedad iban empeorando su salud por causa de los medicamentos agresivos que este supuesto diagnóstico receta.

Traté de alertarlos, de hacerles ver la trampa, no quisiera pensar que fue imposible, pude ayudar a muchos pero no a todos, estaba tan agradecida con quien me había abierto los ojos a mi, (un diagnosticado que como yo había caído en la trampa) que quería ayudar a otros como me habían ayudado.

Hoy estoy en el tramo final de este absurdo viaje al centro de la estupidez humana (aunque en realidad la estupidez es únicamente humana) como nunca creí en el diagnóstico y nunca me apliqué ningún medicamento, nunca padecí los síntomas de esta “misteriosa enfermedad”.
Me apena no haber podido ayudar a todos aunque creo que hay quienes necesitan considerarse “enfermos” y si no es este diagnóstico será otro y tampoco pretendo luchar contra los grandes grupos de poder.

He visto con espanto cómo empeoran quienes hicieron de su enfermedad el centro de sus vidas y hoy publican orgullosos fotos que evidencian su actual deterioro físico, seguramente eso les debe hacer sentir muy bien. No quiero indagar los motivos que les llevan a ese extremo, nunca los hubiera conocido de no ser por la enfermedad. Es una pena, pero también es una pena la explotación de los pueblos indígenas (por nombrar una de las injusticias de este maltratado planeta) y no me ocupo de llevarles justicia.

Hoy hago un balance de las pérdidas y las ganancias de este viaje y sólo contabilizo las ganancias, quizá haya perdido tiempo, pero no lo creo, fue el tiempo que me llevó aprender a defenderme de esta inesperada circunstancia.