viernes, 4 de mayo de 2012

Diagnóstico crónico



¿Cómo pueden (neurólogos que se creen superiores a los pacientes) dar un diagnóstico crónico para una supuesta enfermedad progresiva, demielinizante, discapacitante cuya causa y cura desconocen?

¿Nos toman (a los pacientes) por estúpidos?

¿Creen que la carrera que han elegido es superior a las otras carreras que muchos pacientes hemos estudiado?

¿Ignoran acaso que solamente están transitando un tramo de la historia que seguramente el futuro vea como ridículos?

¿Son conscientes del daño que su pedantería y sus intereses mercantiles causan a los pacientes crédulos, cándidos o respetuosos de sus supuestos conocimientos?

Estoy curada de un “supuesto diagnóstico crónico” y también estoy curada de espanto porque estos años que me he dedicado a traducir para quienes como yo han sido diagnosticados con una “enfermedad” crónica, discapacitante y progresiva cuya causa y cura se desconoce, he aprendido que la enfermedad no existe: existen los enfermos que son la materia prima del mercado médico-farmacéutico y existen los desequilibrios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario